No me da igual

Aunque ella intentaba ocultarlo hasta que se enfriase un poco la situación, a Paula se le notaba que algo no le había sentado nada bien. Así era ella, su rostro no mentía, su silencio no se escondía, y sus frases cortas y secantes no dejaban duda alguna. Luis no tardó en notarlo. Estaba tan fríoSigue leyendo “No me da igual”

Un recuerdo inmortal

No era una sensación de tristeza. Entendía que esas cosas pasaban todos los días, que era la rutina de esta vida: naces, creces, te reproduces y mueres. Nos lo enseñan desde pequeños para que nuestro cerebro vaya asimilándolo poco a poco, para poder estar lo más preparado cuando ocurra por primera vez. No, Paula noSigue leyendo “Un recuerdo inmortal”

¿Qué me ves?

-Pero, ¿qué me ves? Soy un chico sencillo. -Tú sólo te has dado la respuesta: sencillez. -Vaya…así que no tengo nada. Soy un chico simple, del montón. Pensaba que eras de las que tenían aspiraciones altas y no se conforman con cualquier cosa. -Y así es. Creo que no entiendes mi significado de sencillez, peroSigue leyendo “¿Qué me ves?”

La llamada

Paula volvía de noche a casa. Había salido a dar un paseo, hoy no era un buen día. Estaba cabreada, enfadada con el universo. Había surgido algo, quizá una tontería, quizá algo con cierta importancia, pero Paula se lo había tomado como algo personal, y ahora necesitaba respirar. Fue a airearse, mover las piernas ySigue leyendo “La llamada”

No importan los días que pasen

Hacía tiempo que Paula no quedaba con Luis. No existía ningún motivo oculto, simplemente, no se había dado el caso. En ese tiempo, Paula estuvo quedando con sus amigas, cuidando de su hija y, sí, quedando con otros chicos. Quedaban, se reían, se tomaban unas copas y, si les apetecía, acababan en la cama. ASigue leyendo “No importan los días que pasen”