No importan los días que pasen

Hacía tiempo que Paula no quedaba con Luis. No existía ningún motivo oculto, simplemente, no se había dado el caso. En ese tiempo, Paula estuvo quedando con sus amigas, cuidando de su hija y, sí, quedando con otros chicos. Quedaban, se reían, se tomaban unas copas y, si les apetecía, acababan en la cama. ASigue leyendo “No importan los días que pasen”

Un paseo en coche, ¿o no?

Era sábado. Todo había vuelto a la normalidad: las terrazas de los bares estaban llenos de gente, las parejas se besaban en mitad de la calle y Paula salía a disfrutar de la noche. Esa noche no tenía a su hija así que, después de tanto tiempo, disfrutaría de una noche para ella. Quedó conSigue leyendo “Un paseo en coche, ¿o no?”

El reencuentro

Y ahí estaba Paula, subiendo esas escaleras que con tantas ganas había esperado. Temblaba, como si nunca antes hubiese hecho ese camino. Lo había preparado todo a la perfección, sólo para sorprenderle. LLevaba su mejor picardías debajo de su ropa, unas botas bien altas que remarcaban su figura, y unas medias que se había puestoSigue leyendo “El reencuentro”