Como una jarra de agua fría

Como si le hubiesen tirado una jarra de agua fría en la cara… Esa sensación se le quedó a Paula al salir de aquel lugar. ¿Cómo podía haber estado tan ciega? No lo vio, y ahora, las consecuencias de no haber escapado a tiempo, no sólo repercutían en ella, también en una pequeña inocente queSigue leyendo “Como una jarra de agua fría”