Cierra los ojos

Cierra los ojos. Respira hondo y recuerda. Puedes recordar el vaivén de las olas en el mar, la paz de la montaña, o incluso el resumen de la última película que viste en el cine. Puedes recordar lo que quieras pero, ahora que tienes tiempo, piensa realmente qué te apetece más visualizar. Paula, por ejemplo,Sigue leyendo “Cierra los ojos”