Buenos días

Abrió medio ojo. Allí seguía esa rodilla hincándose en su pierna y había vuelto a destaparla. No le importó, aquello era felicidad, no podía ser otra cosa. Notó cómo le acariciaba la cara con cariño. Quería despertarla y ella le siguió el juego haciéndose la dormida. Sabía cómo empezaría aquella mañana y estaba encantada. SiguióSigue leyendo “Buenos días”

Aléjate de mí

Luis se alejó. Se alejó de ella y siguió su día a día. En aquella conversación se lo había dejado demasiado claro: “Me duele verte con ella. Prefiero mil veces que te tires a veinte personas al día a que tengas sentimientos por una más. Verte con otra como estás conmigo me duele, y noSigue leyendo “Aléjate de mí”

Como una jarra de agua fría

Como si le hubiesen tirado una jarra de agua fría en la cara… Esa sensación se le quedó a Paula al salir de aquel lugar. ¿Cómo podía haber estado tan ciega? No lo vio, y ahora, las consecuencias de no haber escapado a tiempo, no sólo repercutían en ella, también en una pequeña inocente queSigue leyendo “Como una jarra de agua fría”

¿Te arrepientes?

-¿Te arrepientes de todo el tiempo que has perdido? Una pregunta que a Paula le hacían continuamente. Ella tardó en saber cuál era la respuesta exacta a esa pregunta, pues ni siquiera ella misma la sabía responder al principio. ¿sí?, ¿no? Siempre decía que en esta vida no había que arrepentirse de nada pero, ¿entoncesSigue leyendo “¿Te arrepientes?”