Piensa en mí

-No le des la vuelta a las cosas. Acéptalas, como yo lo he hecho también, y sigue hacia adelante. Me tienes aquí y siempre me tendrás cuando me necesites, pero lo que teníamos se acabó. Hay sentimientos, y no por ambas partes son los mismos. Si te he importado, no vuelvas. ¿Te crees que para mí ha sido fácil tomar la decisión? ¿Te crees que, cada vez que te veo, que me pongo a hablar contigo, no me tiraría a tus brazos y me quedaría ahí durante horas? ¿Crees que se me han quitado las ganas de que nuestros cuerpos desnudos disfruten el uno del otro en tu cama? ¿Crees que no echo en falta tus buenos días? ¿ De verdad te piensas que estoy bien sin que estés como antes estabas en mi vida? Pues no, no lo estoy, pero sí que estoy mejor que pensando a todas con quién compartirás el lecho hoy. Sé que no quiero eso, y no lo voy a tener. Respétame y demuéstrame que te importo, que no quieres ser un egoísta, y que no lo quieres ser por mí.

Luis se quedó a cuadros. No se esperaba esa reacción de Paula. Pensaba que volvería a sus brazos, que todo volvería a ser entre ellos como era antes de aquella conversación, que si Paula veía que Luis estaba pendiente de ella, que le importaba, volvería a disfrutar de su compañía, pero también de su sabor. Pero qué equivocado estaba. No sabía qué contestar, no se lo esperaba pero, ¿tenía razón? Pues sí, tenía toda la razón. La echaba de menos, pero cuando la tuviese volvería a comportarse como siempre, nada cambiaría. Era un egoísta, no pensaba en ella. Paula se había abierto a él, le había sido sincera, le había dicho que le dolía no ser la única especial en su vida, y por eso se iba, y él quería que se quedase sin que nada cambiase.

Y ahora Luis no podía soportar ver a Paula disfrutando de su tiempo con otras personas que no fuesen él. Estaba celoso, y no sabía esconderlo. Estaba atento a cada paso que daba Paula, y cada paso le dolía más y más porque lo daba sin él. Qué extraña sensación le corría por su cuerpo. La quería tener, pero no quería cambiar nada, y sabía que en este mundo había que tomar decisiones por mucho que no quisiésemos. ¿Qué decidiría?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: