Sencillo

Sencillo. Esta es la palabra adecuada que se usa cuando: los diferentes puntos de vista no llegan a discusiones, se quedan en una conversación en la que el uno escucha al otro y se entienden, hasta sacar una conclusión; uno no se calla algo que tiene en la cabeza hasta explotar, lo comenta; te diviertes; eres tú mismo; dices que no a las cosas que no te apetece y propones las que sí; disfrutas de la vida; vives el presente, sin preguntarte qué pasará mañana; no vives imaginándote las respuestas de la gente, sino que esperas a que lleguen…sencillo.

Paula era feliz con su sencillez. Y es que, al final, las cosas fáciles y sencillas son las que más merecen la pena.

“Perdón”, “gracias”, “te quiero”,”buenos días”, “por favor”, “estás muy guapo”, “estás muy guapa”, “te echo de menos”… Frases que nos encanta escuchar de la gente que nos importa, pero que, a menudo, se nos olvida decirlas.

Paula se dio cuenta y de ello y rectificó. A partir de aquel día, Paula expresaba todo lo que pensaba y lo que le apetecía decir en cada momento: ya no sólo lo malo, ahora no paraba de decir a su gente las cosas buenas que guardaba de ellos. Y no sabía por qué, pero siempre quería dar los buenos días a Luis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: