Miedo

Miedo al compromiso, miedo a tener responsabilidades, a lo que desconocemos. Miedo a que te fallen, a que te haga daño alguien que te importa, a que te mientan, miedo a que te juzguen. Miedo a que te pase algo o le pase a los demás, miedo a perder a alguien…

El miedo es inevitable y todo ser humano sabe la sensación que te deja el miedo, porque todos sentimos miedo alguna vez. Muchos de ellos son por algo que todavía no ha pasado, que puede que pase en unas horas, en un año, o incluso, que no llegue a pasar nunca, y aun así sentimos miedo.

Paula se dio cuenta de que vivía con miedo constantemente. Entendió que la mayor parte de los pensamientos que ocupaban su cabeza durante el día eran a causa del miedo, y decidió calmarse. Decidió vivir en un día a día, disfrutando de cada sensación que sintiese, intentando no pensar en lo que ocurriría al día siguiente.

Había notado el cambio, se sentía más tranquila, más relajada. Y cuando veía que el miedo volvía a su mente, pensaba en otras cosas, quitándole importancia, hasta que desaparecía.

Ella lo intentaba, pero el miedo no desaparece, él siempre estará con nosotros. Sólo hay que aprender a convivir con él, sabiendo que está pero evitando encontrarse, apareciendo sólo en circunstancias inevitables.

Paula y su miedo: una lucha que duraría toda su vida, en la que Paula estaba aprendiendo a ganarle la batalla, sí, pero la guerra era diferente. Una guerra no se la gana al miedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: